En este blog intentamos establecer una conexión entre los conceptos: educación, ciencia, ciudadanía, desarrollo comunitario, enriquecimiento cultural, crecimiento personal y cambio social

domingo, 15 de noviembre de 2015

Cine en curso. Documentales sobre el barrio


Cine en curso, es un proyecto para que sean los propios alumnos de un centro escolar los que realizan un documental.
Durante los últimos tres años ha participado en el proyecto El Colegio Montserrat del barrio de Orcasur. estos documentales sobre el barrio son el resultado.

Diario de un barrio  (2013/14)



Desde nuestro barrio 2014/15




lunes, 12 de octubre de 2015

La tradicional psicosis nacional por los exámenes vuelve corregida y aumentada

La tradicional psicosis nacional por los exámenes vuelve corregida y aumentada

¡Peligro! el perfil del profesor-examinador-examinado puede acabar privando a los educadores de la perspectiva necesaria para entender el papel de la escuela. Con la llegada de la LOMCE, se ha sumado al tradicional trauma nacional por los exámenes, las teorías neoliberales de los rankins competitivos entre centros y profesores. Una mezcla muy preocupante.






 ¿Esto es lo que se nos viene encima?

Me he inventado unas cuantas situaciones. Tal vez esto sea lo que se nos puede venir encima. ¿Qué os parece? Ahí van:

 


EN EDUCACIÓN EN ORCASUR 

Sobre las reválidas y los exámenes
También

Una prueba no prueba nada de Rasa María Torres

sábado, 19 de septiembre de 2015

La historia de los monos y las bananas




Fuente de la imagen: http://www.taringa.net/posts/offtopic/16047636/Aprende-que-es-y-como-nace-un-paradigma.html

En Educación hay una tendencia a perpetuar una escuela como la que vivimos en nuestra infancia, sin plantearse que otra escuela mejor es posible.


Leyendo el libro de Adrian Paenza, "Matemáticas estás ahí" me he encontrado con esta historia muy sugerente para iniciar una reflexión de por qué hacemos las cosas tal cómo las hacemos.

Disdfrutad de esta historia!!!

Sobre la conducta de los monos


Por Adrián Paenza


Suponga que uno tiene seis monos en una pieza. Del cielo raso, cuelga un “cacho” de bananas. Justo debajo de él hay una escalera (como la de un pintor o un carpintero). No hace falta que pase mucho tiempo para que uno de los monos suba las escaleras hacia las bananas.


Y ahí comienza el experimento: en el mismo momento en que toca la escalera, todos los monos son rociados con agua helada. Naturalmente, eso detiene al mono.

Luego de un rato, o bien el mismo mono o alguno de los otros hace otro intento con el mismo resultado: todos los monos son rociados con el agua helada a poco que uno de ellos toque la escalera. Cuando este proceso se repite un par de veces más, los monos ya están advertidos. No bien alguno de ellos quiere intentarlo, los otros tratan de evitarlo, y terminan a los golpes si es necesario.
Una vez que llegamos a este estadío, retiramos uno de los monos de la pieza, y lo sustituimos por uno nuevo (que obviamente no participó del experimento hasta aquí). El nuevo mono ve las bananas e inmediatamente trata de subir por las escaleras. Para su horror, todos los otros monos lo atacan. Y obviamente se lo impiden. Luego de un par de intentos más, el nuevo mono ya aprendió: si intenta subir por las escaleras, lo van a golpear sin piedad.

Luego, se repite el procedimiento: se retira un segundo mono y se incluye uno nuevo otra vez. El recién llegado va hacia las escaleras y el proceso se repite: no bien la toca (la escalera), es atacado masivamente. No sólo eso: el mono que había entrado justo antes que él (¡que nunca había experimentado el agua helada!) participaba del episodio de violencia con gran entusiasmo.

Un tercer mono es reemplazado y no bien intenta subir las escaleras, los otros cinco lo golpean, impidiéndoselo. Con todo, dos de los monos que lo golpean no tienen ni idea del porqué uno no puede subir las escaleras.

Se reemplaza un cuarto mono, luego el quinto y por último, el sexto, que a esta altura es el único que quedaba del grupo original. Al sacar a éste, ya no queda ninguno que haya experimentado el episodio del agua helada. Sin embargo, una vez que el último lo intenta un par de veces, y es golpeado furiosamente por los otros cinco, ahora queda establecida la regla: no se puede subir por las escaleras. Quien lo hace se expone a una represión brutal. Sólo que ahora ninguno de los seis tiene argumentos para sostener tal barbarie.

Cualquier similitud con la realidad de los humanos, no es pura coincidencia ni casualidad. Es que así somos: como monos.

Esta historia me la contó mi sobrina Lorena, cuando todavía no se había graduado de bióloga en la UBA ni se había casado con Ignacio Demarco, otro biólogo. Pero siempre me impactó por todo lo que implica en cuanto se trata de explicar la conducta de los humanos (la fuente es De banaan wordt bespreekbaar, de Tom Pauka y Rein Zunderdorp, Nijgh en van Ditmar, 1988).
 Esta es la versión en un vídeo


https://youtu.be/rOPG-UXP1qY 






domingo, 10 de mayo de 2015

"Problemas vivos de la Educación" un artículo de Joaquín Ruiz Giménez en 1973



La historia del "Ciudad de Jaén" es una historia en paralelo al la del Sistema Educacivo Españosl y a la del barrio de Orcasur.

El "Ciudad de Jaén" surge al calor de la Ley General de Educación de 1970. Para entender mejor el debate educativo de aquel entonces os traigo este artículo de Joaquín Ruiz Gimenez en el número extra de la revista  "Cuadernos para el Diálogo" de abril de 1973. Su título es "Los problemas vivos de la educación"

Es muy interesante lo moderno que resulta este artículo
 

martes, 26 de agosto de 2014

"O educación o exámenes" . Un artículo de Francisco Giner de los Ríos


Reproducimos aquí unos párrafos del artículo "O educación o exámenes" que escribió en 1894 D. Francisco Giner de los Ríos.

O Educación o exámenes. 1894
por Francisco Giner de los Ríos

El maestro, esclavizado a una tarea servil, no puede consagrar lo mejor de sus fuerzas a aquello que más responde a su vocación y que él realizaría con superior desempeño, sino a ese ideal de satisfacer a los examinadores: todo lo demás es perjudicial, o cuando menos artículo de lujo, a que no hay tiempo ni posibilidad de atender. Mientras tanto, por su parte, el discípulo tiende a encogerse de hombros ante la idea nueva, la investigación original, el punto de vista personal y fresco, que es lo único que puede despertar su interés, abrir su espíritu, dilatar su horizonte, fortalecer su inteligencia y su amor al saber y al trabajo. ¿De qué sirve todo esto en un examen?
[…]
Si por examen se entendiese la constante atención del maestro a sus discípulos para darse cuenta de su estado y proceder en consonancia, ¿quién rechazaría semejante método sin el cual no hay obra educativa posible? Pero justamente las pruebas académicas a que se da aquel nombre constituyen un sistema en diametral oposición con ese trato y comunión constante. Pues, donde esta existe, aquel huelga, y, por el contrario, jamás los exámenes florecen, como allí donde el monólogo diario del profesor pone un abismo entre él y sus alumnos.[..]
La enseñanza es función viva, personal y flexible.

Fuente: Artículo recogido en
Obras selectas de Francisco Giner de los Ríos. Edición de Isabel Pérez-Villanueva Tovar.
Austral-Summa. 2004

EN EDUCACIÓN EN ORCASUR 


Sobre las reválidas y los exámenes

También

Una prueba no prueba nada de Rasa María Torres

miércoles, 12 de febrero de 2014

Carta de Madre Rosa al claustro del Instituto "Ciudad de Jaén" (mayo 2007)


Con profunda emoción traigo a EDUCACIÓN EN ORCASUR la primera parte de la carta que escribió Madre Rosa Blanco al claustro de profesores del Instituto "Ciudad de Jaén", en mayo de 2007. Durante todos estos años la he conservado como un tesoro. Gracias madre Rosa. En su momento no llegó a su destinatario porque alguien se interpuso.
La persona y la obra de Madre Rosa nos comprometen irremediablemente con la EDUCACIÓN EN ORCASUR.

Para saber más sobre Madre Rosa:, En EDUCACIÓN EN ORCASUR:


Para saber más sobre el "Ciudad de Jaén" en EDUCACIÓN EN ORCASUR:



TEXTO DE LA CARTA:

Claustro de profesores. Instituto "Ciudad de Jaén"- C/Camino del Río. 28041 Madrid
Rosa Blanco García con DNI 1.285.348 Q, actualmente Representante legal de la “Asociación de Cooperación y Apoyo Social a la Integración (ICEAS), con domicilio social en la C/ Camino del Río, s/nº, fundada en 1981 en Orcasitas, con el objetivo de atender a niños y jóvenes de exclusión social. Funcionaria del Ministerio de Educación con Nº de registro personal A45EC000135116, actualmente jubilada; desde 1965 trabajando en Orcasitas en la escolarización de niños que venían de la chabolas de la Avda. del Manzanares. Directora del C.P. “Ciudad de Jaén” desde su fundación en 1971.

En el año 1975, acogiéndonos a la ley de Villar Palasí (para mi la mejor ley de educación que he conocido en mi larga experiencia educativa), que permitía a cada Universidad un Centro Piloto, la Universidad Complutense con D. Víctor Gª Hoz y D. Arturo de la Orden eligieron el “Ciudad de Jaén” para su experiencia de “Escuela Comprensiva”: tronco único y diversificación en Bachillerato o Formación Profesional, según las capacidades e intereses de los alumnos, como es sabido. Fecha de la creación como “Centro Piloto” 7 /Nvbre. / 1975.

Tuve la satisfacción de asumir la Dirección única del Complejo escolar "Ciudad de Jaén", Piloto de la Complutense, en todas sus ramas: E.G.B., F. Profesional y B.U.P. y también la satisfacción de trabajar con un equipo de 53 Profesores de Claustro, funcionarios, y 2000 alumnos que nos permitieron plasmar la experiencia durante tres generaciones de alumnos y nos dejaron una gran impronta vocacional imborrable.
En el año 1984, el Gobierno de aquella época decidió suprimir los Centros Pilotos y pasamos a régimen ordinario, fecha 12/ Marzo / 1984. Por tanto, el edificio actual del Instituto sólo pude inaugurarlo…, con la ilusión que a todos nos hacía, ya que la estructura correspondía a los objetivos de la experiencia y arquitectónicamente se había realizado por el Arquitecto D. Fco. Navarro, basado en el modelo de Inglaterra.

Desde ese año seguí ejerciendo en el Colegio hasta 1997 que me jubilé con 30 años de servicios vividos en el “Ciudad de Jaén”.

Estos datos históricos me parecen de interés para todos los que actualmente vivís la experiencia vuestra vocacional y profesional continuadora de otros compañeros que os hemos precedido en el esfuerzo y en la ilusión. También deseo os ayuden a comprender los motivos que me han movido a esta comunicación.



miércoles, 1 de enero de 2014

"La maestra". Una canción de Pedro Guerra




Para despedir 2013, repetimos  esta canción de Pedro Guerra que refleja muy bien el estado de ánimo con el que despedimos al año 2013. 







Gracias Rosa María por ponerme tras la pista de esta canción tan bonita de Pedro Guerra.







La Maestra

(Pedro Guerra)

La maestra dio las letras a los pobres,
que aprendieron a sumar su soledad,
a saber que en la intención de ser mejores
la ignorancia es enemiga de la claridad.


La maestra dio la voz a los ausentes,
las abejas marginadas del panal,
los que nunca cuentan nada y siempre pierden,
los que viven sin poder desentrañar.

¿Quién negó la luz al corazón de la maestra?
¿Qué violencia pudo detener esa ilusión?
¿Quién segó las flores que regaba la maestra?
¿Quién a sangre y fuego deja muda la canción?


La maestra dio su amor a la pobreza
enseñando a ver el mundo y a pensar,
el futuro fue llenándose de ciencia
y la vida fue algo más que mendigar.

¿Quién negó la luz al corazón de la maestra?
¿Qué violencia pudo detener esa ilusión?
¿Quién segó las flores que regaba la maestra?
¿Quién a sangre y fuego deja muda la canción?


En EDUCACIÓN EN ORCASUR:



miércoles, 11 de diciembre de 2013

Carta de Rafa, desde Guatemala, sumándose al homenaje a Antonio Merchán


Nuestro querido RAFA (el cura) nunca ha faltado a las citas con el barrio de Orcasur y sus gentes. Desde Guatemala, donde sigue trabajando como siempre, codo a codo al lado de la gente que lucha, nos escribe esta emotiva carta a ANTONIO MERCHÁN.

CARTA DE RAFAEL DELGADO

…si te parece para leerlo o dárselo el día 16:

Hoy estoy por los montes y selvas visitando 9 comunidades, hasta el jueves a medio día, que volveremos a la ¿civilización?  Estamos a 11 MIL KILÓMETROS de distancia, pero mis deseos y sentimientos están en CAIXA FORUM, con la gente de nuestro barrio en torno a ANTONIO MERCHAN. 
A este hombre le debo más de lo que él puede creer. ANTONIO me liaste con la Asociación de PADRES del VIRGEN DE AFRICA ¿te acuerdas de las batallas tan bonitas que ganamos? Y de ahí a toda la problemática del barrio, junto con otras buenas personas ¡cuántas cosas buenas y duras vivimos juntos!... y tú siempre en primera línea y jalando con fuerza. A veces te decía "quillo párate ya y no nos metas en más líos...”, pero tú, cabezón como siempre, descubrías campos nuevos de acción.  
Tu "escuela " y la de otras gentes me ha servido para ponerme aquí al lado de los indígenas que se ven amenazados por los de siempre, para que las leyes de aquí y las de CENTRO AMERICA y las de AMÉRICA DEL SUR defiendan sus derechos. 
Cada vez hay más gente preparada y sobre todo muchas aldeas unidas. Yo les animo y les aviso de que no caigan en las provocaciones de los “Finqueros” y de las multinacionales de minería o de las hidroeléctricas. Hay aldeas que llevan año y medio impidiendo una explotación minera. Un gran ejemplo para todos los pueblos mayas. 
ANTONIO, gracias por todo lo que has hecho por nuestro barrio y gracias también por el ejemplo que me has dado a mí. 
UN CORDIAL ABRAZO 
RAFA



NO HAY QUE OLVIDAR

La cita es con motivo de la entrega los IV Premios de voluntariado de la Fundación Esplai a ANTONIO MERCHÁN.

lunes, 16 de diciembre a las 19:00 horas 
en el auditorio del Caixa-Forum, 
Paseo del Prado, 36 de Madrid.

sábado, 30 de noviembre de 2013

Homenaje a ANTONIO MERCHÁN

ANTONIO MERCHÁN, es una de las personas a las que más quiero y admiro. Luchador infatigable por las buenas causas: por la educación, la justicia social, la convivencia y la ciudadanía en ORCASUR. Toda una vida dedicada generosamente a las cosas comunes de sus vecinos. Antonio Merchán es un ejemplo de lo que ha supuesto para nuestra comunidad democrática la lucha cívica de los barrios populares,

Dentro de unos días se le va a entregar a Antonio un premio, más que merecido. Es una buenísima ocasión para demostrarle a ANTONIO MERCHÁN todo nuestro aprecio y gratitud personal. También es una oportunidad de poner en valor todo lo que representa su trabajo comprometido con los principios de honradez, solidaridad y civismo.

Por favor, DIFUNDE esta invitación a todas las personas que consideres que puedan estar interesadas. Personas que conozcan a Antonio o que valoren el movimiento vecinal. Será una oportunidad para encontrarnos. Te acompaño un humilde cartel que he preparado con los datos básicos, para ayudar a recordarlos. Espero que nos veamos dentro de poco en torno a nuestro común amigo.

La cita es con motivo de la entrega los IV Premios de voluntariado de la Fundación Esplai a ANTONIO MERCHÁN.

lunes, 16 de diciembre a las 19:00 horas 
en el auditorio del Caixa-Forum, 
Paseo del Prado, 36 de Madrid. 

Nota: si tenéis fotos de recuerdo del barrio o de Antonio, enviadlas a allave@madrid.uned.es
Angel



domingo, 10 de noviembre de 2013

Ocurrió en Orcasitas. Noviembre de 1936. Murió en el frente de Usera el escultor Emiliano Barral



 Ya hemos contado en EDUCACIÓN EN ORCASUR que la defensa de Madrid se decidió en los barros de Pradolongo. Ver aquí

[Fuente: Gracias a Ana de Sande, amiga socialista, que me dio la información sobre Emiliano Barral y su vinculación con Usera]

El 26 de noviembre de 1936 muere en el frente de Usera el escultor Emiliano Barral

Sobre Emiliano Barral en Wikipedia: Aquí

El escultor mandaba una la brigada de los "segovianos" y cayó abatido mientras enseñaba el frente de la defensa de Madrid a un grupo de periodistas.

 Sobre su muerte, escribió Antonio Machado un sentido epitafio:
Cayó Emiliano Barral, capitán de las milicias de Segovia, a las puertas de Madrid, defendiendo su patria contra un ejército de traidores, de mercenarios y de extranjeros. Era tan gran escultor, que hasta su muerte nos dejó esculpida en un gesto inmortal. Y aunque su vida murió, nos dejó harto consuelo su memoria.
Antonio Machado.

Emiliano Barral es el autor del famoso busto a Pablo Iglesias, que apareció enterrado en el Retiro, donde lo escondieron los obreros encargados de destruirlo.

Para saber más sobre Emiliano Barral escultor:



jueves, 10 de octubre de 2013

"Ciudad, democracia y socialismo". Orcasur aparece así en este libro de Manuel Castell



La fotofrafía es la portada del libro "Ciudad, democracia y socialismo". El autor es el sociólogo Manuel Castell. Está escrito en 1977. El libro es una recopilación de testimonios de los distintos movimientos vecinales que hubo en Madrid en los años setenta. Una historia apasionante de contrucción de un tejido social con capacidad de dar una respuesta cívica a los problemas sociales.
Espero recoger en una entrada próxima un resumen de las conclusiones del autor de libro. La cuestión que se planteaba en aquel entonces era muy interesante: ¿Cuándo haya democracia, partidos políticos, Ayuntamientos democráticos, seguirá siendo neceseario el movimiento vecinal? ¿Qué nuevas formas adoptará? 

Algunas imágenes y testimonios sobre Orcasur los puedes ver en EDUCACIÓN EN ORCASUR: 

a) Los «galos» de Orcasur y su «poción mágica»
   Los planes de urgencia de finales de los años cincuenta trataron de crear rápidamente un impacto en términos de absorción del chabolismo. Pero pasada la urgencia política-social que los motivó, las operaciones de vivienda proyectadas como provisionales parecieron detenerse en el tiempo y en el espacio... Y esa provisionalidad permanente se tradujo, para los residentes de los barrios así construidos, en veinte años de habitar en viviendas concebidas para cinco, en la falta total de servicios urbanos, en la precariedad de la ocupación y en la angustia cotidiana de una posible expulsión, conforme iban surgiendo rumores sobre las intenciones de planeamiento urbano de la Administración. Tal es la historia de Orcasur, 1.800 familias agrupadas en tres poblados (“social”, “mínimo” y “agrícola”) construidos por los propios vecinos en base al permiso del Ministerio de la Vivienda y a la provisión por éste de un elemento de vivienda que debía ser completado por autoconstrucción. Estas «chabolas oficiales» fueron, como tantos otros barrios populares de Madrid, revalorizadas y urbanizadas por sus habitantes, que fueron instalando por sí mismos o consiguiendo mediante presiones los servicios esenciales. Trabajadores no calificados, peones de la construcción y también traperos, gitanos, limpiabotas, mujeres de faenas y trabajadores de servicios diversos, el barrio se fue formando como unidad urbana y como medio de vida social, con una fuerte solidaridad interna. Pero cada seis meses, el fantasma de la expulsión amenazaba con la destrucción de aquel mundo. Tanto más cuanto que la existencia junto al poblado de espacio libre de propiedad del Ministerio de la Vivienda predisponía a una operación de remodelación que, según todos los precedentes, no sería en beneficio de los vecinos allí instalados. Eso explica que el ascenso del movimiento ciudadano en Madrid, y en particular el éxito obtenido en la colindante meseta de Orcasitas mediante un plan parcial hecho por y para los vecinos, llevó a la Asociación de Vecinos de Orcasur a plantear en enero de 1977 su exigencia de obtener un plan parcial que los realojase allí mismo en viviendas decentes y bajo el control de los habitantes del barrio. Así, pues, en Orcasur son los propios vecinos los que toman la iniciativa del planeamiento urbano, pero proponiendo a la Administración sus propios criterios, es decir, fundamentalmente, que quienes deben beneficiarse del desarrollo urbano de la zona son los que la urbanizaron y trabajaron con su esfuerzo durante arios y años.

   Los primeros contactos con el Ministerio son esperanzadores. Se acepta el principio del Plan Parcial y se considera como positiva la participación de los vecinos en su elaboración mediante una comisión mixta del ministerio y de los técnicos de la Asociación. Sin embargo, pasan las semanas y los largos trámites evidencian de forma cada vez más clara que dicha participación será más bien simbólica y que en el ministerio hay una clara oposición a sentar un nuevo precedente que, tras las victorias obtenidas por Orcasitas y el Pozo del Tío Raimundo, difundan en todo Madrid la misma táctica, trasladando el poder de orientar el desarrollo urbano a las asociaciones de vecinos... Más aún cuanto que el proyecto implícito existente es el introducir en el polígono viviendas para clase media que evite la formación de un área residencial en donde las capas obre-ras puedan consolidar su presencia. Con el fin de aclarar la situación, los vecinos de Orcasur organizan una marcha-delegación al ministerio, que termina con un intento de ocupación del mismo y su inmediato desalojo por la policía.

  Los vecinos, sin embargo, quieren su Plan Parcial. Movilizan el conjunto del barrio, reúnen asambleas de hasta 2.000 personas, y contando con la solidaridad de principio de las asociaciones de vecinos de la zona (en particular Orcasitas), deciden una acción masiva de protesta para obligar al ministerio a negociar. Varios cientos de vecinos se encierran en la iglesia del poblado y lanzan una campaña de prensa que consigue sensibilizar la opinión pública. Al cabo de dos días de encierro, las fuerzas antidisturbios asaltan la iglesia a las tres de la madrugada. Pero al entrar, un mecanismo lanza las campanas al vuelo y todo el pueblo sale de sus casas y organiza una manifestación en plena noche. Los ocupantes de la iglesia, al empezar a ser apaleados, se aglomeran y salen todos juntos, cantando, rompiendo los cordones de una policía atónica, desbordada por la unanimidad y la decisión del conjunto de los vecinos, ancianos y mujeres incluidos. Tan pronto como la policía se retira, los vecinos vuelven a ocupar la iglesia, que será desalojada al día si-guiente... Ocupaciones y desalojos se suceden, hasta que el problema empieza a hacerse demasiado visible en un momento en que la situación política es delicada y en que el Gobierno trata de reducir en lo posible las dimensiones de cualquier conflicto social. Así, una noche llega a la iglesia ocupada, por manos de la policía, una carta del ministerio en que se decide asignar a COPLACO, con «carácter de urgencia», la elaboración de un plan parcial para Orcasur, en beneficio de los actuales residentes y con la activa participación de su Asociación... Los vecinos envían entonces una delegación al ministerio que negocia con los funcionarios, mientras cientos de vecinos se concentran ante el edificio. Los términos de la carta son confirmados. Orcasur tendrá su plan parcial.

Pero si el plan se ha ganado, ahora falta discutir su contenido. Y los vecinos están dispuestos a imponer sus criterios. En el proceso de lucha, el barrio ha aumentado extraordinariamente su organización y su conciencia. La estructura de delegados de calle y las asambleas masivas han reemplazado la gestión centralizada de la Junta Directiva. La prensa ha dado continua información, creando una fuerte expectativa en torno al caso Orcasur como piedra de toque de la nueva política ministerial. Y aunque el Ayuntamiento, a instancias del ministerio, afirma su propósito de rectificar el plan parcial que presenten los técnicos de la Asociación, los vecinos plantean unos criterios que el ministerio se niega a aceptar. En efecto, se trata de que el ministerio planea la edificación de viviendas sociales y acepta el realoja-miento en el barrio de todos sus residentes a condición de que cumplan los criterios de elegibilidad de vivienda social y de que puedan pagar el nivel de alquileres exigido. Ello representa para los habitantes de Orcasur pagar 4.000 ó 5.000 pesetas mensuales en lugar de las 200 que pagaban hasta entonces. Y muchas familias son incapaces de pagar ese alquiler. Por ello sus criterios son diferentes: exigen que se par' a del principio de la necesidad de vivienda digna, en el barrio y para todos, y que luego se ajusten a ese propósito los posibles mecanismos institucionales. En la práctica se trata, ni más ni menos, que de cambiar los criterios de atribución y funcionamiento de la vivienda social. Pero los «galos de Orcasur» (como los llama la prensa, aludiendo a las historietas del popular Asterix) confían en su experiencia de lucha y tratan de ganar el derecho a la casa y a un barrio decentes en función de sus ingresos reales: oponen un derecho social concreto a una norma administrativa abstracta. Si tal precedente se crea, toda una serie de regulaciones, cada vez más amenaza-das por el movimiento ciudadano, corren peligro de ser desbordadas. Por eso el ministerio contraataca, tratando de debilitar el movimiento de lucha mediante una denuncia al arquitecto de la Asociación, acusado de «manipular a los vecinos en provecho propio». El Colegio de Arquitectos debe juzgar del caso, en un hecho aún sin precedentes. El apoyo inmediato de los vecinos a sus técnicos (que han jugado un papel primordial) y la solidaridad de otros arquitectos anula los efectos de la medida, dado que el Colegio no se presta al juego represivo. Pero el incidente es revelador de la resistencia de una Administración, aún a la defensiva, a que se transgredan ciertas normas de la ordenación urbana. De hecho, la iniciativa es tan avanzada que corre el riesgo de aislamiento y derrota. Pero ello también depende de la reacción de las otras asociaciones de vecinos y de su comprensión de la importancia de valorar cualitativamente ciertas luchas en un movimiento que experimenta necesariamente un des-arrollo desigual. La campaña electoral de 1977 obligó a un paréntesis de una lucha que, tras un primer éxito extraordinario en su primera fase, aparece con un porvenir incierto, dependiente en gran parte de la capacidad de los vecinos de Orcasur de articularse con una ofensiva más amplia contra criterios excesivamente rígidos de gestión de la vivienda social.

Pero cualquiera que sea la evolución de esta lucha, ya ha producido un efecto altamente significativo: la provisionalidad de los planes de urgencia demagógicos aparece cada vez más supe-rada por las iniciativas de los vecinos en pos de una ordenación urbana con fines sociales. Tras haber contribuido a construir y urbanizar sectores enteros de Madrid, los ex chabolistas tratan ahora de planear y dirigir esa ciudad que tiene mucho de suya.